Una visión antimodernista y antiautonomizante: la belleza de Beatriz Milhazes

Florencia Malbran

Resumo


Hoy las convenciones que caracterizaban al artista están devaluadas: se cuestiona la autonomía artística mediante obras que cruzan las barreras entre disciplinas y se enfatiza la repetición más que la originalidad, entre otros cambios notables. Sostenemos que es posible vincular la práctica pictórica de ciertos artistas con estas nuevas condiciones de experimentación. Centraremos nuestro análisis en Beatriz Milhazes (Río de Janeiro, 1960) quien, si bien trabaja desde la pintura, coloca, simultáneamente, a la pintura en la mira. Ella reconoce la tradición pictórica pero testea sus límites, para cruzarlos, reconsiderarlos, otorgarles nuevos sentidos. Subvierte la especificidad de la pintura (el valor de la superficie y el original, la jerarquización de la vista en detrimento del cuerpo). Así, aún cuando “pinta”, esto es, trabaja con el gran medio artístico por antonomasia, propone una reconceptualización de la noción misma del “arte” o de la “alta cultura”.


Palavras-chave


Arte contemporáneo; Antimodernidad; Pintura; Repetición; Originalidad

Texto completo:

PDF/A (Español (España))


DOI: http://dx.doi.org/10.19177/rcc.v11e1201649-56

R. crít. cult., Universidade do Sul de Santa Catarina, Santa Catarina, ISSN 1980-6493

Licença Creative Commons
Revista Crítica Cultural de http://www.portaldeperiodicos.unisul.br/index.php/Critica_Cultural/index está licenciado com uma Licença Creative Commons - Atribuição 4.0 Internacional.